Logo INCIVA

Al usar este sitio web acepta nuestras políticas de cookies de seguimiento. Puedes cambiar los ajustes de cookies de seguimiento haciendo click aquí

Aceptar
Inicio | Investigación | Sitios arqueológicos | Obra civil | Sitio 13. Muro de Contención del Río
Sitio 13. Muro de contención del río
sitio-13.-muro-de-contencion-del-rio/sitio-13--muro-de-contencion-del-rio

Las actividades arqueológicas de monitoreo y rescate que se adelantaron en la Avenida Colombia, permitieron identificar en la carrera 1ª entre calles 11 y 12, una estructura en piedra caliza tallada, correspondiente a un antiguo muro de contención del río; el cual de acuerdo con las investigaciones históricas previas  y el cotejo realizado al registro fotográfico disponible  para el sector,  fue construido en el siglo XVIII.

La estructura de piedra evidenciada, correspondiente a parte del antiguo muro de contención del río Cali, se relaciona temporalmente con la adecuación del territorio para facilitar el crecimiento de la ciudad y la protección de las demás estructuras que se encontraban en el sector.

Las técnicas constructivas y los materiales empleados,  permiten considerar dos momentos constructivos diferentes: uno en piedra de canto de río cerca al puente Ortiz y otro tramo en piedra caliza tallada hacia la calle 11, lo que se corresponde con la necesidad de protección de nuevas edificaciones aledañas y evidencia el acceso a diferentes realidades sociales e históricas del área, así como el vínculo existente con el Puente Ortiz y  la Casa Boch, construida en el siglo XVIII, en donde hoy se encuentra el edificio Coltabaco.

El segmento de muro de contención hallado durante las intervenciones arqueológicas adelantadas por INCIVA,  se localizó en frente de los edificios Coltabaco y Garcés respectivamente; su trazado iniciaba en la calle 11 junto al aproche Sur del Puente España, extendiéndose en medio de la avenida hasta el aproche Oeste del Puente Ortiz, con una longitud aproximada de  50 metros lineales. La estructura se encontró  aproximadamente a 6.50 m de profundidad  desde el borde del andén, dibujando una forma rectangular.

En virtud a las especificaciones técnicas del proyecto de soterramiento de la Avenida Colombia, no fue posible conservar “in situ”, ningún segmento de la estructura y por tal motivo se diseñó un plan de rescate y conservación de una sección que permitiera aunque disminuida en dimensión, tener de cerca este elemento, conocer más de las técnicas constructivas antiguas, así como posibilitar a la comunidad admirar el trabajo del pasado.

Este proceso implicó:

 

  • Selección de un área representativa de aproximadamente  5 metros lineales, en el que se conservaran dos de sus contrafuertes.
  • Retiro de las partes del muro de contención que no se conservaron, empleando maquinaria de trabajo pesado.
  • Corte del tramo conservado del muro para facilitar su remoción y traslado al nuevo lugar de ubicación, localizado sobre el boulevard de la Avenida Colombia. Por la dimensión de la estructura y la distribución de las piezas, el área de corte fue de 1 metro lineal, situado entre los contrafuertes; así se obtuvieron dos seccione en “L”, por lo que se realizó  un desmonte pieza a pieza con marcación, registro y almacenamiento de cada una de ellas, para el posterior proceso de restauración.
  • Excavación y retiro de la cimentación en piedra de canto rodado, sobre la que descansaba el muro de contención del río y posterior montaje de una estructura metálica para la sujeción, izado y transporte de la sección seleccionada. 
  • Retiro y transporte de la sección conservada, a través del empleo de grúas telescópicas, hasta su reubicación en el bulevar con calle 8ª, en el área denominada como “El Malecón del río”.
  • Proceso de restauración, el cual permitirá la unión y consolidación del muro empleando las partes desmontadas y almacenadas, con el fin de reintegrar la imagen del mismo y devolver a la población una sección representativa de la estructura hallada.

 

Descripción arquitectónica

El muro de contención presentó dos materiales constructivos: piedras de río y sillares en piedra de cantera, unidas ambas por argamasa. Se considera que la sección en piedra de río es anterior al muro en sillar, teniendo en cuenta que este es más bajo que el de sillar, y presenta una capa superior de recubrimiento en roca de cantera tallada, a manera de piso que brinda una imagen de continuidad con el resto del muro.

Retrocedido del lecho actual del río, el muro en sillares de piedra, correspondía al muro de contención que tuvo el río al Oeste del Puente Ortiz, hasta la construcción de la Avenida Colombia. El muro presentaba  en su longitud siete contrafuertes, de los cuales el único en piedra de río, es el más cercano al Puente Ortiz; más al Este, fue posible contextualizar al menos la existencia de otro contrafuerte elaborado en este mismo material, el cual fue eliminado en algún momento de su historia.

Los dos tipos de materiales empleados en el muro de contención, se encontraban distribuidos de la siguiente manera: los sillares de piedra, se presentaban en una longitud de 35.40 m., localizado en el área más cercana al Puente España; corresponde a sillería constituida por piedra de cantera labrada manualmente, de forma regular y dimensiones variadas, pegadas con mortero de cal. El segundo se caracteriza por piedra de canto rodado de diversos tamaños y adherida con mezcla de cal, se encontraban en una longitud aproximada de 14 m., en dirección al Puente Ortiz.

Las piedras de canto rodado también fueron usadas en la parte superior del muro a manera de acabado, lamentablemente la excavación que fue realizada por medios mecánicos –retroexcavadora y martillo- limitó este horizonte a un área de aproximada de 1 m².; en el resto del muro solo se logró conservar las huellas de los cantos rodados en el mortero de pega en cal.

El muro de 1.40 m., de espesor descansaba sobre una cimentación constituida por grandes piezas de piedra de río que niveladas servían de apoyo a la primera hilada en sillares de piedra labrada, esta hilada sobresale hacia el rio a -10 cm.- a manera de zarpa; al interior, de manera irregular y discontinua, se presentaba este mismo elemento y en algunas ocasiones se evidencia similar tratamiento en los contrafuertes.

El cuerpo central del muro lo conforman aproximadamente ocho hiladas de piedra labrada fácilmente legible, cuyo aparejo, no permite la continuidad de las juntas verticales del mortero de pega. Corona el cuerpo central una nueva hilada retrocedida 10 cm. de este, sobre la que se disponía un estrato de piedra de río a manera de acabado.

Los contrafuertes dispuestos de forma perpendicular al muro, sobresalían de este 1.80 m., en su parte superior, presentaban un escalonamiento ascendente en el sentido Sur-Norte, cada escalón correspondía a una de las hiladas de sillares en piedra, este patrón se repetía al inicio del muro, junto al aproche sur del Puente España, sólo que esta vez en el sentido Oeste-Este.

Es importante destacar la modulación que presentan los contrafuertes a lo largo del muro –aproximadamente 5.40 m.- y la regularidad tanto del espesor del muro como del nivel del mismo; se resalta la factura tanto de las piezas labradas en piedra, como la del mismo muro que de manera regular conforman hiladas.