Logo INCIVA

Al usar este sitio web acepta nuestras políticas de cookies de seguimiento. Puedes cambiar los ajustes de cookies de seguimiento haciendo click aquí

Aceptar
Inicio | Arqueología aplicada | ¿Qué es arqueología?

¿Qué es arqueología?

Las posturas clásicas la definen como:

“El estudio del pasado más lejano y reciente de la humanidad a través de los restos materiales. Desde los fósiles de los primeros humanos hace millones de años en África, hasta las construcciones del siglo XX, la arqueología analiza los restos físicos del pasado, buscando un entendimiento amplio e integral de la cultura humana” (Society for American Archaeology 2012).

Sin embargo, en las últimas décadas la disciplina ha comenzado un proceso de socialización del pasado de la humanidad y ha comprendido que los avances arqueológicos deben ser compartidos y apropiados por todos los descendientes de los protagonistas analizados, es decir, todos los miembros de la comunidad. En este sentido, la arqueología se puede definir como:

“Una disciplina social que reconstruye la forma de vida de sociedades desaparecidas a través de los objetos que utilizaron y que se encuentran en las excavaciones realizadas por arqueólogos. (Blanco 2012).

 

Arqueología histórica

Disciplina que nace en la arqueología americana y técnicamente hace referencia a la arqueología realizada en contextos que fueron creados durante el períiodo histórico, es decir, después de la llegada de los europeos. Sin embargo dado el conflicto conceptual y documental que eso acarrea, en tanto no se puede establecer con seguridad cuándo y quiénes fueron los primeros en llegar al continente- se define como:   

“El estudio arqueológico de los aspectos materiales en términos históricos, culturales y sociales concretos- de los efectos del mercantilismo y del capitalismo traídos de Europa a fines del siglo XV y que continúan en acción hasta hoy”. (Orser Jr. 2000).

En otras palabras, es la arqueología que se realiza en contextos en donde hayan interactuado europeos e indígenas y se observe como los elementos culturales, tecnológicos y económicos europeos se adaptaron o transformaron en espacios y cosmología indígena.

En Europa se desarrolló la arqueología post-medieval para analizar los contextos históricos y aunque comparte el mismo período de análisis con la arqueología histórica, hay diferencias significativas entre sus objetos de estudio. (Orser Jr.2000).  

 

Arqueología urbana

Es el estudio de los procesos formativos de los depósitos arqueológicos con el fin de favorecer la creación de marcos interpretativos que permitan explicar el cambio social a través de manifestaciones urbanísticas y de la cultura material. 

Adicionalmente, se caracteriza por la necesidad de Gestionar el Patrimonio Arqueológico Urbano, lo cual implica el rescate, conservación, desarrollo de protocolos de intervención que concilien entre lo deseable y lo posible, y finalmente la divulgación y puesta en valor social de los elementos intervenidos.

 

Arqueología industrial

Este enfoque de investigación tiene una relación directa con la tecnificación propia de la revolución industrial, así como con todas las consecuencias sociales, económicas y culturales que conllevó. Tiene su origen en 1886 cuando Francisco de Sousa Viterbo hace referencia a los restos materiales de las industrias y con la publicación de un artículo de Michael Rix, en la década de los 50’s, empieza su consolidación como disciplina (García y Rivas 2007).

En este sentido, Kenneth Hudson en 1964 la define como:

“El descubrimiento, catalogación y estudio de los restos físicos de las comunicaciones y del pasado industrial”.

Mientras que Angus Buchanan opina que:

“La arqueología industrial, trata de investigar, analizar, registrar y preservar los restos industriales del pasado”.

En general, la arqueología industrial es una aproximación desde diferentes campos de análisis -económico, antropológico, social, arquitectónico, etc.-, a la historia de la tecnología.

 

Arqueología de la arquitectura

Estudia el espacio construido para conocer lo que implica social y simbólicamente estas construcciones en el espacio, a través de un registro arquitectónico desde su carácter multidimensional, en el que las modificaciones e intervenciones en las construcciones, hacen evidentes los cambios sociales, culturales, problemas estructurales o simples modificaciones en función y uso. Para lograrlo emplea la documentación histórica, la crono-tipología de aparejos y elementos singulares, y los análisis formales, estratigráficos -vertical y  horizontal-, espacial y perceptual, así como funcional y simbólico.

 

Bioarqueología

El término “bioarqueología” fue introducido por Jane Buikstra en 1977 cuando hacía referencia a la investigación multidisciplinar de restos óseos en contextos arqueológicos (Buikstra y Beck 2006) y desde entonces, se ha consolidado teórica y metodológicamente como disciplina.

Actualmente se define como:

“Una disciplina que toma como objeto de estudio al esqueleto y dentición humana como parte del registro arqueológico”(Luna 2006).

Teniendo en cuenta que:

“...el esqueleto y la dentición son sistemas abiertos, dinámicos, históricos y adaptativos, que sufren modificaciones en su morfología desde momentos de la vida in útero hasta la muerte, en respuesta a las diferentes presiones o estímulos ocasionados por el contexto socioambiental en que se encuentra inmerso”. (Luna 2006).

Es decir, la bioarqueología se encarga de registrar, describir y analizar las evidencias consolidadas en los restos óseos humanos hallados en contextos arqueológicos y posteriormente realiza inferencias acerca de la articulación biología, ambiente y sociedad.